La primera mención del proyecto CROS